Evitar compras fraudulentas con tarjeta de credito robadas

Si tienes un ecommerce es posible que alguna vez te hayan realizado una compra con una tarjeta de crédito robada. Lo normal en estos casos es que envíes el producto (porque ya has cobrado) y que cuando el dueño real de la tarjeta denuncie, el banco te reclame el dinero y te quedes sin producto y sin la pasta. Puedes y debes denunciar, por supuesto, pero el daño ya está hecho y muy posiblemente no consigas más que perder el tiempo.

¿Como evitar estas compras fraudulentas con tarjetas robadas?

El método que te voy a decir no es automático, ni tan siquiera es el más práctico pero es la manera de asegurarte al 100% de que el dueño de la tarjeta es el que está realizando la compra.

Es muy sencillo, todos los TPV tienen la opción de devolución entera o parcial de la transacción. Así que lo que haremos, para aquellas compras que sospechemos que puedan ser un fraude, es devolver una pequeña cantidad aleatoria de dinero para que el cliente, una cantidad menor a 1€ así, una vez haya recibido el cliente ese dinero, nos lo comunique para poder continuar con el proceso de compra.

Evidentemente recomiendo usar este método para compras cuyo coste sea de cierto valor. Es decir, no es lo mismo una compra fraudulenta de 10€ que una de 500€ o más. Mientras que la primera podremos asumir sin problemas esa pérdida, la segunda seguramente suponga perder parte de nuestros beneficios.

¿Y tú, que opinas de este método?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *